Habrá que resintonizar de nuevo la TDT y comprar televisores nuevos en toda España

Resintonizar la TDT

El segundo dividendo digital, el cambio de sillas en las frecuencias electromagnéticas utilizadas en España para hacer sitio al 5G tendrá a su principal víctima la TDT. O mejor dicho, los hogares y comunidades de propietarios de todo el territorio español que tendrán que adaptar de nuevo sus antenas y equipos.

La CNMC es clara en su último informe, para el 30 de junio de 2020, en cuestión de solo dos años, España entera debe dejar libre la banda de los 700 Mhz para respetar las normativas y directrices europeas. Este tramo del espectro radioeléctrico es especialmente útil debido a que su larga frecuencia les permite atravesar fácilmente muros y otros obstáculos a largas distancias. Es decir, útil para poder tener buena cobertura dentro de edificios desde una antena lejana.

Actualmente este tramo de 700 Mhz está ocupado por aproximadamente el 30% de los canales que emiten por la TDT (técnicamente entre 694 y 790 Mhz), y deberán moverse a otras frecuencias o reacomodar el espacio restante ocupado por el otro 70% de canales. Una tercera opción es eliminar parte de los canales que emiten en la TDT y utilizar el espectro restante. Particularmente es lo que haría ¿para que queremos 20 canales si en todos ponen lo mismo al mismo tiempo? sobre todo cuando hay publicidad, cambias una y otra vez de canal y nunca sabes en que canal estás porque en todos ponen lo mismo.

La primera opción sería similar a la ocurrida hace unos años cuando la TDT tuvo que dejar la banda de los 800 Mhz para dar paso a la mejor implementación del 4G por parte de las operadoras móviles. La segunda opción es la más interesante a nivel técnico, y supondría unos gatos extra puntuales para comunidades de vecinos y propietarios, que tendrían que volver a pagar por nuevas antenas y adaptaciones, pero dejaría las cosas tranquilas y sin más cambios de frecuencia durante, posiblemente, décadas.

La segunda opción tiene múltiples soluciones según la CNMC, divididas por cambios de tecnología de emisión (antenas, canales) y recepción (hogares) para reducir el “peso” de las emisiones con software que sea capaz de comprimir mejor la calidad de imagen de tal forma que varios canales puedan compartir más espectro.

Los cambios con “impacto nulo” supondrían un arreglo rápido que supondría un mero retraso de la implementación de tecnologías unos pocos años más tarde. En algún momento las emisiones deberán ser todas Full HD… o 4K, y eso necesita de mejores aparatos en nuestros hogares y mejores antenas en nuestros tejados.

El último punto, denominado por la CNMC como “Migración total a HD y H.265” supondría incorporar tecnología puntera de compresión digital (H.265) que permite que una emisión típica ocupe la mitad de espacio en el espectro, reduciendo la congestión y dejando el trabajo hecho para el futuro. Lamentablemente, sería también la opción más cara para los ciudadanos.

 

Comprar un nuevo televisor

Para comenzar debe tener en cuenta que el orden de evolución de las tecnologías va desde la HD, pasando por Full HD y terminando en Ultra HD o 4K o los nuevos 8K.

Esto es totalmente independiente del tamaño que pueda tener el televisor. Un televisor mas grande no quiere decir que se vea mejor que uno mas pequeño, el televisor grande puede ser un HD con una buena calidad de imagen mientras que el pequeño puede ser un Ultra HD con muchísima mejor calidad de imagen.

La clave para el tema es comprender qué son los píxeles: la cantidad de ‘cuadros’ de colores que tiene el televisor. Hay que tener en cuenta que entre más ‘cuadros’, se ve mejor la imagen. Estos píxeles se cuentan como verticales y horizontales, es decir, la cantidad de ‘cuadros’ de color verticales y la cantidad de ‘cuadros’ horizontales que tiene un televisor.

Para dimensionar las diferencias entre unos y otros, mientras un televisor HD tiene 1280 ‘cuadros’ de colores horizontales y 720 verticales, un televisor 4K tiene 3840 ‘cuadros’ de color horizontales y 2160 verticales.

Como la cantidad de píxeles es la que mide la resolución de la imagen, se puede concluir que la tecnología 4K cuenta con un número mayor de píxeles y por tanto su resolución o calidad de imagen es superior a la del Full HD o HD.

Cuando escuche de 720i o 720p en realidad se está hablando de (i) imagen entrelazada y (p) es imagen progresiva.

 

¿Qué televisor comprar sin que se quede obsoleto en breve tiempo?

Es claro que si usted invierte en un televisor 4K, lo que en realidad está haciendo es montando un cine en casa, ya que las imágenes se pueden apreciar hasta ocho veces mejor que un televisor HD.

Hay que tener en cuenta que mientras un televisor HD le puede costar desde 130 euros en adelante, uno Ultra HD o 4K le puede salir por unos 2.500 euros. Los precios siempre dependerán, primero por el tipo de tecnología utilizada, y segundo por el tamaño de la pantalla.

Por ejemplo, para los amantes del fútbol que lo quieren disfrutar en casa, comprar un televisor 4K es una excelente opción. También es muy recomendable para los aficionados al cine que cuentan con Blu-Ray ya que le podrán sacar gran provecho a esta clase de televisores. Para los gamers también es una buena opción un televisor 4K. Muchos de los contenidos de estas películas y juegos están hechos para tecnología 4K.

Si por el contrario es de los que consume televisión nacional o no suele prestar especial atención a lo que emiten los diferentes canales salvo casos puntuales, lo mejor es que se incline por un televisor HD o Full HD ya que la falta de contenido ha sido un obstáculo para la masificación del estándar Ultra HD.



Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − uno =

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud